BOD ARQUITECTURA LANZA UNA VERSIÓN EVOLUCIONADA DE BIMUX PARA LA GESTIÓN DE LOS ACTIVOS INMOBILIARIOS

La herramienta web permite a las empresas patrimonialistas y operadores de inmuebles disponer de información precisa para la gestión de la actividad comercial, la explotación o el mantenimiento de sus edificios

 

BOD Arquitectura e Ingeniería ha lanzado al mercado una nueva versión de BIMUX, su herramienta web concebida para ayudar a las empresas patrimonialistas y operadores de inmuebles en la gestión de sus activos. Se trata de la edición 2.0, mucho más evolucionada respecto de la que presentó en el mercado hace dos años y que incorpora nuevas funcionalidades que han sido testadas con éxito en algunas de las principales empresas del sector.

BIMUX utiliza como base el modelo BIM del edificio, a partir del cual se crea el modelo de información (gemelo digital) del activo . Este gemelo digital se alimenta y mantiene actualizado mediante la integración de la información paramétrica del modelo BIM con las diferentes bases de datos y sistemas que el usuario utilice para la gestión de su porfolio inmobiliario. De esta forma, la herramienta proporciona al  gestor datos, estadísticas, cuantificación de elementos y superficies con los que fundamentar su proceso de toma de decisiones, todo ello en tiempo real.

“Toda esta información es completamente relevante para el gestor inmobiliario, ya sea de cara a su actividad comercial, de explotación o mantenimiento de su porfolio de activos, así como para su proceso de toma de decisiones”, señala Javier Bartolomé, CEO de BOD Arquitectura, quien subraya además el componente innovador de la herramienta, que “aporta eficiencia, rapidez y precisión en un proceso de toma de decisiones que hasta ahora era extremadamente complejo por la dispersión de la información en formatos analógicos”.

A modo de ejemplo, Javier Bartolomé cita las ventajas que se derivan de la integración de toda la información del inmueble y de sus diferentes elementos en un gestor tridimensional de activos. “BIMUX permite realizar de forma más eficiente la gestión de los cambios que se produzcan en los inmuebles, y facilita el acceso a la documentación relacionada con cada uno de los activos, actuando como repositorio documental del edificio permanentemente actualizado”, explica.

BIMUX está disponible bajo el modelo SaaS, lo que significa que para su uso se precisa solamente de un dispositivo fijo o móvil con acceso a Internet. Su implementación requiere tan solo de dos o tres semanas, que es el tiempo empleado por los técnicos de BOD en la formación y personalización del interfaz de usuario y  la configuración de los cuadros de mando específicos que responda a las necesidades reales de gestión y acceso a la información de cada cliente.

 

 

Entre las funcionalidades de BIMUX, figuran la posibilidad de contar con un mapa donde el porfolio de activos del cliente aparecerá geolocalizado, un gestor tridimensional para cada uno de los activos inmobiliarios, un gestor documental donde se almacenará toda la información gráfica y no gráfica del edificio, una rutina de actualización de la información gráfica que se ejecutará automáticamente cuando se produzca algún cambio en el modelo y/o en cualquiera de las bases de datos de gestión integradas en la plataforma, generando nuevas versiones de toda la planimetría afectadas por dicho cambio, un gestor de KPIs personalizable en función de cada cliente, datos para realizar análisis de costes y rentabilidades, índices de ocupación, materiales, etc. Toda esta información se presenta en forma de cuadros de control para ayudar a los gestores de patrimonio a comparar rápidamente y en su toma de decisiones.

La ventaja de que BIMUX esté desarrollado sobre BIM, una metodología de trabajo colaborativa que abarca el ciclo completo de vida del edificio, es que permite la visualización tridimensional de toda la información relativa al activo gracias a la integración con el modelo de los datos procedentes de otras fuentes. 

“Todo ello redunda en una mayor calidad y control de la gestión del activo a lo largo de toda su vida, desde su diseño y construcción hasta su explotación y mantenimiento”, señala Javier Bartolomé, que destaca también el salto cualitativo que BIMUX va a permitir en materia de gestión a un amplio segmento del mercado patrimonialista, en el que operan desde fondos internacionales hasta entidades bancarias y socimis, además de empresas de private equity, familiy offices, promotores de oficinas, aseguradoras y gestoras de patrimonio propiamente dichas.