Rehabilitación Hotel Barceló Torre Madrid

Un enfoque global y la aplicación de tecnología BIM, claves del éxito en el proyecto de reforma del Hotel Barceló Torre Madrid

Las claves del éxito de este proyecto han sido un enfoque global de proyecto, el diseño pormenorizado de las soluciones de las instalaciones y su integración en la arquitectura.

La preconstrucción virtual con BIM de las instalaciones permitió optimizar los recursos constructivos constituyendo una primera medida de eficiencia energética.

El equipo de ingenieros y arquitectos adoptaron la solución más eficaz y eficiente con sistemas de condensación por agua que aprovecha al máximo los equipos y, además, un sistema innovador de recuperación del calor generado que aprovecha aún más las energías residuales procedentes de los sistemas de climatización y refrigeración.

Introducción

La Torre de Madrid constituye un edificio histórico y emblemático situado en el centro de Madrid, en la confluencia de la Calle Princesa con la Plaza de España.

Finalizado en el año 1960 para la Compañía Inmobiliaria Metropolitana se mantuvo como el edificio más alto de Europa hasta 1967 y el más alto de Madrid hasta la construcción de Torrespaña en 1982.

La reforma del edificio diseñada íntegramente por BOD Arquitectura e Ingeniería culminó a finales del 2016 con la apertura del Hotel Torre de Madrid, propiedad de Foncière des Regions y operado por el grupo Barceló.

 El proyecto de rehabilitación integral consistió en la reforma de 133 viviendas de la planta 15 a la 33, la ampliación de 50 viviendas de las plantas 10 a 14 y el nuevo hotel con 258 habitaciones de la planta baja a la planta novena. En el proyecto se mantiene la estructura con nuevos núcleos de comunicación vertical para el hotel y se acomete la reforma total de instalaciones.

El Hotel Barceló de categoría 5 estrellas ocupa en la actualidad las 9 primeras plantas y cuenta con un total de 258 habitaciones, tres cocinas, dos restaurantes, cafetería, piscina-spa y salas de reuniones, totalmente independiente a la zona residencial. La coordinación de arquitectura e ingeniería con el interiorismo desarrollado por el prestigioso Estudio Hayón ha sido otra clave del éxito del proyecto.

La excepcionalidad del edificio determinó la adopción de soluciones de climatización basadas en unidades terminales que primaran el confort térmico y acústico y que resultaran compatibles con la especial geometría del edificio.

Singularidad de la solución de proyecto

El proyecto  del Hotel Torre de Madrid constituye un proyecto de reforma de un edificio histórico por lo que requirió un enfoque global en cuanto a la necesidad de compatibilizar soluciones técnicas de alta eficiencia con la reducida disponibilidad de espacios de servicio típica en los usos destinados a hoteles en edificios de gran de altura. El grado de protección del edificio reduce además el margen de posibles actuaciones.

La peculiaridad de la estructura de hormigón existente añadió un reto de mayor envergadura por la limitación de espacios en falsos techos que se resolvió satisfactoriamente gracias a la modelización BIM y aun estudio de detalle de las zonas críticas.

La preconstrucción virtual de las instalaciones permitió optimizar los recursos constructivos constituyendo una primera medida de eficiencia energética aplicada a la construcción con un importante ahorro de tiempos de ejecución en obra.

Con una filosofía basada en que la mejor medida de eficiencia surge de reducir el consumo energético se han adoptado sistemas de ventilación de alta eficiencia en el tratamiento de zonas comunes que registran altos niveles de ocupación. El empleo de filtros de polarización activa permitió reducir el aporte de aire exterior y en consecuencia el consumo de energía tanto en lo relativo a su tratamiento como a su distribución.

Esta misma idea se hizo extensiva hasta en los sistemas de evacuación de humos en cocina donde se disponen campanas de alta eficiencia con reducido flujo y caudal de aire variable, ajustable al estado de operación de las 3 cocinas con que cuenta el hotel.

La inclusión de un sistema centralizado de gestión y control de todas las instalaciones garantiza la operatividad de todas estas medidas, optimizando su funcionamiento y reduciendo los costes de explotación. Las medidas de control se complementan con la implantación de un sistema de supervisión de consumos a cargo del operador que analiza los parámetros de funcionamiento y los consumos de energía primaria en tiempo real.

 

Las medidas de eficiencia energética adoptadas en el campo de la climatización se ven reforzadas por otras actuaciones complementarias como la instalación de iluminación LED, encendidos de circuitos de alumbrado mediante control de presencia y regulación de la intensidad en zonas comunes.

Adicionalmente se han implantado otras medidas que fomentan la sostenibilidad del edificio como la supervisión de los consumos de agua, instalación de un sistema de tratamiento y aprovechamiento de las aguas grises o el ajuste automático de los valores de consigna de temperatura según la ocupación de las habitaciones.

El resultado final alcanzado ha sido la reducción de los valores de consumo de energía primaria manteniendo los costes de inversión inicial en valores significativamente reducidos. La clave de esta conjunción radica en un enfoque global de proyecto, el diseño pormenorizado de las soluciones de las instalaciones y su integración en la arquitectura.

Creemos por ello que es ahí donde radica el éxito de este proyecto: partir del estudio detallado del edificio y su singularidad arquitectónica, el análisis profundo de las posibles soluciones y la utilización de la tecnología disponible como herramienta para facilitar y asegurar la toma de decisiones.

close-link